martes, 9 de junio de 2009

Mamagrande



“Tengo manita, no tengo manita, por que la tengo desconchabadita”… es una frase que la tengo escondida detrás del centrómero de cada uno de mis genes.
¿Como olvidar la primera tonada que escucharon mis oídos cuando estaban 0 kilómetros?
Su mano sobaba mi cara de arriba abajo interrumpiendo en mis ojos su imagen sonriente como un sol. Ella siempre pensó que me enojaba que me pasara la mano de esa forma, pero realmente, me encantaba jugar con ella. Lo que me enojaba era no continuar viéndola... cosa que va a ocurrir de ahora en adelante.
Fue una abuelita especial, tan especial que nunca fue una abuelita, fue un ser fantástico casi mitológico, por que en su vida no hizo nada mediocremente, todo lo hizo en grande, hasta su labor de madre… hasta ahora entiendo por que era Mamagrande.

Voy a extrañar mucho a la viejita, a toda ella… que a pesar de su fragilidad, no se cansó nunca en su vida de luchar y dar ejemplo.
Voy a extrañar su sonrisa, sus abrazos y sus canciones, su entrañable amor a su patria que no perdió por un instante, que honramos al depositar de esa tierra en la puerta donde se fue al cielo.
Le doy gracias a Dios por haberme dado la oportunidad de compartirla conmigo durante todos estos años, pero entiendo también que la necesitaba allá arriba, soy egoísta y me va a hacer falta abrazarla y besarla, y escucharla contar historias de cuando era niña.

Espero sinceramente que la hayamos hecho feliz, pues no se merecía menos de eso…

Hasta pronto Mamagrande!!

2 comentarios:

Monica dijo...

Qué belleza Roberto, las abuelitas marcan nuestra vida, tenés razón y tu Mamagrande de verdad marcó las de ustedes. Yo deseo que tengan paz y que siempre la recuerden así como tú la expones.

Dios les guarde,

Mónica Mack

Violeta Farfán dijo...

Carly... creo que ahora con más paciencia y tranquilidad puedo yo poner un comentario... me hiciste sentirla tan cerca, como siempre estuvo de mí... y, como tantas veces de niña estar segura que me va a aparecer entre la puerta del comedor, porque nomás está jugando a esconderse de mí!!... cómo quisiera que fuera verdad y cuando busque atrás de la puerta allí va a estar... como quisiera creer que esto es un mal sueño, como tantas veces tuve y a lo que tantas veces temí... pero no.. .hoy si es cierto y no voy a poder disfrutar de mi Mamagrande ni volver a escuchar frases como: "Mamá... qué te iba a decir?... Una mentira, porque la verdad nunca se olvida" o "Mama mirá... Miro pero poquito" o "Despacito, mirá que llevas a los dos tesoros más grandes" y así podría escribir hojas de hojas. La extraño, sí, muchísimo y lloro, sí, muchísimo pero quiero pensar que está mejor y que allá arriba está con tantos que la extrañaban y que efectivamente... la hicimos feliz, fuimos su alegría y fuimos su razón de vivir.

Gracias por recordarla tan bonito y porque en mi mamá, nosotros y nuestros hijos se está prolongando... ahora a quién le voy a ir a decir... "mama ganó México", pero bueno... GRACIAS, te quiero mucho y se que tanto vos como yo sentimos lo mismo.

La Viole