viernes, 20 de febrero de 2009

En la banca de una iglesia 3




Esto no me puede estar pasando a mí… Ya la situación era una mierda, y ahora…
Por más que Yoselin trataba de asimilar lo que sucedía, su cuerpo y su mente solamente podían pensar en negro o en blanco, no recordaba ni los colores.
- Señora, ¿no se lo esperaba verdad?- Le dijo la señorita del Laboratorio.
- La verdad no… bueno esperaba…, no mas bien deseaba otra cosa.- Alcanzo a murmurar Yoselin.
El golpe de la noticia hizo que Yoselin desvaneciera por un momento y cayera al suelo. Cuando pudo abrir los ojos, vio la cara asustada de la señorita del laboratorio que le decía.
- ¿Se siente mejor? ¿Quiere que llamemos a alguien? ¿Al Papá? ¿O a sus Papás?
Yoselin se sentó, y respiro hondo.
- No tenga pena señorita, con mis papas lo hablare en su momento, y… yo se que no me va usted a creer, pero el Papá… no se realmente quien es el papá…

La cara de sorpresa de la señorita, dijo más de cien palabras, una extraña mezcla entre estupor, sorpresa y enojo.

---------------------------- o -------------------------------

-Holaaa Mamaaa, - Entro saludando Yoselin a la casa, lanzando la mochila a un sillón de la sala y el sweater del colegio a una silla del comedor.
- Ya veniste mijita- contesto la mama con un beso en la mejilla.
- No Mama, todavía vengo en camino.
- No te burles, ¿vas a almorzar?
- Son las cinco de la tarde… mejor ceno después

Realmente Yoselin no salía tan tarde del colegio, pero sus papas desde pequeña la habían inscrito en un colegio que quedaba al otro lado de la ciudad, Quizás con el afán de esconder un poco sus dificultades económicas.
La casa de Yoselin quedaba en una colonia que al principio era residencial, pero con el pasar de los años se había rodeado de asentamientos y colonias populares alrededor.

- Ese ruletero es una desgracia mama, para venir a la colonia se tarda lo que le da la gana, deberías decirle a mi papa que te compre carro así me vas a traer. Este era un reclamo común para Yoselin, no le gustaba realmente subirse al transporte urbano.
- No seas así con tu papa, no ves que se lo lleva la fregada y tú exigiendo.
- Te acompaño el Teacher? Dijo su mama.
- Hasta donde siempre mama, el resto como siempre. Caminando


CONTINUA