martes, 11 de agosto de 2009

En la banca de una Iglesia 8




Un ladrido lejano, y luego otro…

Los ojos de Estuardo temblaron con cada ladrido, dentro de si, Estuardo se esforzaba por despertar, pero le resultaba difícil, la claridad ya pegaba de lleno en su cara, cosa extraña pues en su cama, la claridad no existía hasta que llegaba su mamá pues era precisamente con eso que lo despertaba, llegaba generalmente cantando a correr las cortinas, extrañando precisamente el canto de su mama, fue que Estuardo se dio cuenta que no sabía donde estaba. El dolor de cabeza era indescriptible y en el momento de subir sus manos para tomarse la cabeza, su codo topo con un “algo” cálido y suave.
Al momento de voltearse, Estuardo notó la cara de Yoselin descompuesta sobre la almohada.


Se levantó lo más rápido que pudo, solo para descubrirse completamente desnudo, y con leves manchas de algo en la entrepierna.
No recordaba la habitación en la que estaba, pero notó que la puerta estaba abierta al igual que las ventanas.
El pánico le invadió, no hay nada más horrendo que no recordar. Un ser humano es lo que recuerda pues basado los recuerdos somos felices o infelices y en base a recuerdos actuamos para el futuro. Se vistió y aun sin comprender donde estaba, se acerco a Yoselin para ver como estaba, pero justo en ese momento que alguien hablaba fuera de la habitación.


-Claudia, ¡mira como me dejaste el pecho! ¡Todo lleno de chupones!


Estuardo comprendió en ese momento donde estaba pero no porque, ni a qué hora había pasado del patio a un cuarto y mucho menos de platicar con Yoselin a acostarse con ella. Decidió que lo mejor era alejarse para poder pensar, pues la sola visión de la situación le producía arcadas debía pensar despacio, quizás mentir… quizás decir que el se fue en la noche.

El miedo lo hizo salir corriendo alejándose lo más que podía y sin voltear atrás, sabía que estaba cometiendo un error grave pero no tenía idea de las consecuencias del error, si es que podía llamarse de esa forma.

7 comentarios:

Antonio Torres Rodríguez dijo...

Saludos, Roberto.
Ya veo que tú también diste señales de vida, una sorpresa agradable esta nueva entrada, donde comienza a vislumbrarse una historia novelesca puramente venezolana y con tintes pecaminosos. Alcohol, pasión,pezones chupeteados, entrepiernas chorreadas, guapos, borrachas... joder¡ cuanto desenfreno (jajajaj), ya me contarás si tiene algo de autobiográfico. He vuelto a comenzar la historia desde el principio porque ya no recordaba lo anterior, hace tiempo que paso por tu sitio y no encontraba nada nuevo, siempre es una alegría tu regreso y el de la pecaminosa y devoradora Yoselin.
Un fuerte abrazo amigo.

Roberto Farfán dijo...

Hay un detalle importante que no debes dejar pasar, clave para la historia, recuerda que el cocktail tenia una preparacion especial...

Antonio Torres Rodríguez dijo...

Saludos Roberto.
Espero con impaciencia tu nueva entrega... cómo te haces de rogar. Sí, me di cuenta del detalle del cocktail, y de la cara descompuesta de Yoselin, esto último me tiene intrigado, ¿está muerta o se quedó dormida en el momento del éxtasis? Espero conocer la respuesta pronto... mientras tanto... debes de saber que paso muchas veces a visitarte, pero me voy desanimado... casi nunca estás.
Un fuerte abrazo amigo, cuidate.
PD: De todas maneras continuaré visitándote, me gusta lo que haces.

Gary dijo...

Ya 3 meses? Y la próxima para cuándo?

Conflicto Armado en Guatemala dijo...

interesante historia, una capacidad de escribir felicidades, Y es chapin? Asi somos los Gautemaltecos. Felicidades

Claudia dijo...

Como amante de la escritura ya inventé una continuación. Sin embargo, nada como encontrar en lo que sigue lo que el autor escribió en su mente desde que empezó su obra. Animate Roberto, dejanos leer el final.

P.Tortilla dijo...

coñaso tio, pero q madre historia, al parecer solo lei lo ultimo y ya me dan ganas de ver lo mas antiguo, felicidades me parecen esta historia tiene algo que me cautivo venga tio continua que me muero de ansia al intentar decifrar tu proxima entrega!!!